DISCÓBOLO DE MIRON – REPLICA

Réplica del discóbolo de Mirón. Grecia antigua. La obra original era una estatua en bulto redondo, realizada por el griego Mirón hacia el 455 a.C y era de bronce. Pertenece al inicio del período griego clásico (entre el arcaico y el helenístico).

La obra que se conserva en el British Museum es una copia de época romana realizada en mármol. La obra original se perdió y lo único que nos queda son réplicas romanas, como la del British, que se encontró en la Villa Adriana de Tívoli.

En esta obra, Mirón muestra al atleta en movimiento, representado en el instante en que va a soltar el disco. Además la forma de la torsión del cuerpo, se puede ver como traza un semícirculo perfecto desde la punta del disco hasta la punta del pie del atleta.

Esta réplica tiene una particularidad distinta de la obra original y es la orientación de la cabeza, ya que tiene la cabeza de forma incorrecta, mirando hacia abajo en vez de hacia el disco. La cabeza pertenece a otra estatua pero en la restauración que se hizo se puso en la estatua porque no la querían incompleta.

Foto propia (00223)

REFERENCIAS:

https://es.wikipedia.org/wiki/Discóbolo

https://lasmilmillas.com/2014/06/27/el-discobolo-esquivo-british-museum/

FARAON PTOLOMEO I – ESTATUA

Faraón Ptolomeo I – estatua. Antiguo Egipto. Período ptolemaico. Finales del s. III a.C. Basalto. British Museum. (00129)

Es un fragmento de un estatua de basalto del faraón Ptolomeo I (305 – 283 a.C.), general de Alejandro el Grande y fundador de la dinastía ptolemaica en Egipto. Lleva un tocado real con el ureo (serpiente protectora, el cual era el emblema protector preferente de muchos faraones, quienes eran los únicos que podían portarlo como atributo distintivo de la realeza).
Fue encontrada en el revestimiento de un pozo en el Delta del Nilo.

Foto propia.

DIOS XOCHIPILLI – ESTATUA

Dios Xochipilli – Estatua. América. Civilización azteca. 1350 – 1521 d. C. British Museum. (00117)
Su nombre significaba “Príncipe de las flores” y era una deidad solar, patrona de las fiestas, la música, el baile y la poesía.

Foto propia.

MICTLANTECUHTLI – DIOS AZTECA DE LA MUERTE

Figura sentada de piedra arenisca de Mictlantecuhtli, el dios azteca de la muerte. La figura tiene tres glifos en su parte posterior: ‘Dos Calaveras’, ‘Cinco Buitres’ y ‘Cuatro Casas’. América. Civilización azteca. 1350 – 1521 d.C. British museum. (00108)

Esta figura está esculpida en piedra arenisca, que no se encuentra en las tierras altas de México y probablemente fue extraída y transportada desde una fuente en la costa norte del Golfo de México.

Tiene tres glifos inscritos: “Cuatro casas”” está tallado en la parte inferior de la espalda; “Dos calaveras” aparece en el cabello cuidadosamente peinado, y “Cinco buitres” es visible en el hombro derecho.

Los rasgos faciales esqueléticos representan a Mictlantecuhtli, una deidad azteca menor y habitante del Inframundo donde ocupaba el más bajo de los nueve niveles en los que estaba dividido.
Los restos de los fallecidos estaban destinados a un nivel específico en Mictlan según las circunstancias de su muerte. Aquellos que morían por causas naturales podían alcanzar el noveno nivel pero tenían que sortear muchos obstáculos para alcanzarlo.

Foto propia.

DIOS XIUHTECUHTLI – ESTATUA

Dios Xiuhtecuhtli – estatua. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. British Museum. (00029)

Era el dios del fuego y señor del año (inventor y poseedor de la cuenta de los años). Se le representa con un rostro rojo o amarillo y con aspecto de un anciano.

Foto propia.

DIOSA CHALCHIUHTLICUE – ESTATUA (I)

Diosa Chalchiuhtlicue – estatua. América. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. Andesita. British Museum. (00026)

La figura está representada con una gorra con bandas, borlas en las orejas y una capa con flecos en el hombro. Un abanico plisado está sujeto a la parte posterior de su cabeza.

La imagen de la diosa Chalchiuhtlicue (‘falda de jade’) ocupa un lugar destacado en los códices como una hermosa joven que representa la pureza y la preciosidad del agua. Siempre se le pinta de azul. Es la esposa de, madre o hermana de Tlaloc, el dios de la lluvia.

Se la asocia con el agua de manantial que se utiliza para regar los campos y como patrona de los pescadores en lagos y ríos. Ella también juega un papel importante en las ceremonias de nacimiento.

Foto propia.

DIOSA CHICOMECOATL – ESTATUA

Chicomecóatl – estatua. América. Aztecas. 1300 – 1521 d.C. Piedra. British Museum. (00014)
Chicomecóatl era la diosa azteca de la subsistencia, en especial del maíz, principal patrona de la vegetación y, por extensión, diosa también de la fertilidad.

Foto propia.

DIOSA TLAZOLTÉOTL

Figura femenina que representa a Tlazoltéotl. América. Huaxtecas. 900 – 1450 d.C. Arenisca. British Museum. (9995)

Tlazoltéotl era la diosa asociada al hilado, el tejido, el parto y la curación. Como “devoradora de inmundicias”, era responsable de absorber y absolver la culpa de los actos pecaminosos. Su espectacular tocado en forma de abanico originalmente estaría hecho de tela de corteza batida y pintado de colores brillantes.

Para esculpir esta figura se utilizó una sola losa de arenisca grande pero bastante delgada lo que hizo que no se le pudiera dar mucha profundidad y volumen.

Foto propia.

SERPIENTE DE FUEGO XIUHCOATL

Serpiente de fuego Xiuhcoatl. América. Aztecas. México. 1300 – 1521 d.C. Basalto. British Museum. (9992)

Está representado con cabeza de serpiente, patas cortas terminadas en garras y hocico curvo. El final de la cola de la figura está formado por el símbolo del año mexicano convencional (xihuitl): un triángulo, como el signo del rayo solar, y dos trapecios entrelazados.

Los aztecas concibieron el calor y el fuego de muchas formas. En esta obra se captura el instante en que Xiuhcoatl como un “dragón” del cielo, con extremidades con garras y mandíbulas con colmillos abiertos, ataca desde lo alto. Encarna la potente descarga de energía que tiene lugar cuando un rayo de fuego irregular y serpenteante se precipita hacia la tierra desde los cielos.

Probablemente se incorporó originalmente a la fachada de un templo, quizás flanqueando una escalera.

Foto propia.

ESTATUA DE ANTEPASADO

Estatua de antepasado. Oceanía. Islas Salomón, Isla de Nueva Georgia – Roviana. Madera. British Museum. (9900)
Representa a un importante antepasado a cuyo fantasma se rezaba en busca de apoyo. Sostiene un pez para mostrar sus poderes especiales para pescar. Figuras como ésta, se guardaron en santuarios que conmemoraban la vida y los logros de generaciones locales. Como cristianos, la mayoría de los isleños ya no adoran a los fantasmas de sus antepasados, pero aún respetan los puntos de referencia y las reliquias que encarnan estas historias locales.

Foto propia.

BELUM – ESPÍRITUS

Belum (espíritus). Asia. Cultura Melanau de Sarawak (este de Malasia). Siglo XX. Madera. British Museum. (9891)
Aunque muchos melanau son ahora musulmanes, algunos todavía consultan a expertos en espíritus cuando caen enfermos. El experto identifica el espíritu que causa los síntomas y crea una imagen de madera o de hoja de palma trenzada. Se elige a una persona respetada para que aleje al espíritu del alma de la persona enferma y lo lleve a la imagen, para que así regrese al hogar habitual del espíritu en el bosque, río o mar. Si la persona no se recupera, se hace un nuevo diagnóstico espiritual.

Foto propia.

MOAI

Hoa Hakananai’a (amigo escondido o robado) – Moai. Oceanía. Isla de Rapa Nui – zona de Rano Kao. 1000 – 1200 a.C. Basalto, coral y piedra (para los ojos). Altura 2,42 cm. British Museum. (9877)
Esta estatua se habría colocado originalmente en una plataforma especialmente construida en el sitio sagrado de Orongo, junto con otras estatuas, de espaldas al mar, vigilando la isla.
Las órbitas de sus ojos estaban originalmente incrustadas con piedra roja y coral y la estatua estaba pintada con diseños rojos y blancos, que fueron lavados cuando fue transportada al barco, para ser llevada a Europa en 1869.

Fotos propias.

GUARDIÁN DE PIEDRA – CHINA

Guardián de piedra. Asia. China. Finales de la dinastía Ming – principios de la dinastía Qing. Siglo XVII. Nordeste de China. British Museum. (9874)
Estas figuras se ponían, alineadas, en los caminos espirituales que conducían a las tumbas. Representan a funcionarios locales de un área de China con población de origen coreano ya que las cajas que llevan son de diseño coreano.

Foto propia.

DIOS BABILONIO – ESTATUA

Estatua pintada de un dios. Mesopotamia. Período paleobabilónico. 1800 – 1750 a.C. Arcilla. British Museum. (9798)
Se representa a un dios no identificado. Está pintado de rojo y está sentado en un trono negro y usa una prenda de piel de oveja blanca. Estos colores son similares a los utilizados en la placa de la Reina de la Noche. El amarillo, que representa el oro, se usó para su tocado y para las cuentas horizontales de su collar. Las cuentas verticales eran de color rojo para representar a la cornalina.

Foto propia.

ESTATUAS PINTADAS MUJERES

Dos ejemplos de estatuas pintadas de mujeres. Mesopotamia. Período babilónico antiguo. 2000 – 1600 a.C. British Museum. (9796)
Tiene las manos cruzadas. Se pondrían en un templo para representar fieles. Posiblemente era una sacerdotisa.

Fotos propias.

MUJER EMBARAZADA – ESTATUA

Recipiente con forma de mujer embarazada. Africa. Siglo XX. Cultura Edo. Benin – Nigeria. British Museum. (9739)
El recipiente era una ofrenda de una mujer al santuario del dios Olokun y está asociado a su fertilidad. Debía llenarse con agua de río.

Foto propia.

CABEZA DE CERÁMICA

Cabeza de cerámica. Africa. Siglo XIX. Cultura Asante. Zona de Adanse (Ghana). British Museum. (9732)
Eran usadas probablemente en ceremonias funerarias cuando el cuerpo del difunto ya no estaba presente.

Foto propia.

CARNERO EN UN MATORRAL – ESTATUA

Carnero en un matorral. Mesopotamia. Civilización sumeria. Hacia el 2600 -2400 a.C. Oro, lapislazuli, concha, plata, piedra caliza roja, cobre y madera. Altura: 45,70 cm; anchura: 30,48 cm. Encontrada en el “Gran pozo de la Muerte” en el cementerio real de Ur. British Museum. (9766 – 9764)

Fue descubierta por el arqueólogo británico Leonard Woolley en el Gran pozo de la Muerte” en el Cementerio real de Ur. Halló dos figuras juntas. Una se conserva en el British Museum y la otra en el Museo de la Universidad de Pensilvania.

El arqueólogo llamó a esta fosa “Gran pozo de la Muerte” por la gran cantidad de cuerpos que fueron encontrados en ella, 74 personas, seis hombres y el resto mujeres. Estos cuerpos fueron dispuestos ordenadamente en hileras y estaban lujosamente vestidos.

Es una escultura de bulto redonda o exenta que representa una cabra apoyada en sus patas traseras al suelo mientras que las patas delanteras están levantadas intentando alcanzar las ramas más altas del matorral.

Tanto la figura de la cabra como del matorral están recubiertas o hechas de materiales preciosos como el oro, plata o lapislazuli.

Aunque en realidad es una cabra, Woolley nombró a la figura como “Carnero en un matorral” porque la vinculó al pasaje del Génesis 22 v.13, donde Dios ordena al patriarca Abraham sacrificar a su hijo Isaac, pero Abraham en el último momento “ al levantar la vista, Abraham vio un carnero que tenía los cuernos enredados en una zarza. Entonces fue a tomar el carnero, y lo ofreció en lugar de su hijo”.

No obstante, estamos hablando de una estatua sumeria y no tiene nada que ver con la Biblia. En época sumeria las cabras eran uno de varios símbolos asociados con la fertilidad de la tierra. Dumuzid, el dios pastor se representaba a veces como cabra, y estaba casado con la diosa Inanna.

Fotos propias.

REFERENCIAS:

http://kokita-eri-historiadelarte.blogspot.com/2018/10/cabra-ramoneando-un-matorral.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Cabra_ramoneando_un_matorral

https://es.gallerix.ru/pedia/prehistoric–ram-in-thicket/

https://www.ancient-origins.es/noticias-lugares-antiguos-asia/la-gran-fosa-la-muerte-ur-sacrificios-humanos-masivos-la-antigua-mesopotamia-004818

LUZIRA HEAD

LUZIRA HEAD

Luzira Head. Africa. Siglos IX – X d.C. Arcilla. Uganda. British Museum. (9727 – 9729)
Se encontró en una prisión Luzira, Uganda, en 1929. Es una de las pocas piezas de cerámica figurativa africana que se conservan y son similares en estilo a las cabezas de Lydenburg (Sudáfrica).
La cabeza se forma a partir de una maceta construida utilizando la técnica de enrollado a la que se añaden en la capa exterior los detalles, como un elaborado peinado, propio de sacerdotes importantes u otros líderes.

Fotos propias.