CONCHAS DE CAURI – AFRICA OCCIDENTAL

Conchas de cauri. Africa Occidental. 1790. British Museum. (00131)

El caurí es un molusco, un pequeño caracol de mar. Es una especie muy común que se encuentra ampliamente en las aguas tropicales Indo-Pacífico. Se usaba en la antiguedad como medio de intercambio en muchas áreas de África, Asia y las islas del Pacífico hasta finales del siglo XIX e incluso principios del siglo XX en la Uganda Británica.

También las usaron los colonos europeos para comercializar con los nativos americanos.

Asimismo, también se usaban en rituales de adivinación en algunas religiones animistas de Africa, incluso hoy en día.

Estas conchas fueron entregadas al explorador escocés Mungo Park durante sus viajes por África Occidental. Lo habían robado y dejado sin dinero, cuando el 23 de julio de 1795 recibió 5.000 cauríes de un mensajero enviado por Mansong Diara, gobernante del Imperio Bambara.

En su relato de sus viajes, publicado en 1799, Park registró que en Mambara y en los países adyacentes, donde las necesidades de la vida son muy baratas, con cien de estas conchas se podía comprar las provisiones de un día para una persona y maíz para su caballo.

Foto propia.

FARAON PTOLOMEO I – ESTATUA

Faraón Ptolomeo I – estatua. Antiguo Egipto. Período ptolemaico. Finales del s. III a.C. Basalto. British Museum. (00129)

Es un fragmento de un estatua de basalto del faraón Ptolomeo I (305 – 283 a.C.), general de Alejandro el Grande y fundador de la dinastía ptolemaica en Egipto. Lleva un tocado real con el ureo (serpiente protectora, el cual era el emblema protector preferente de muchos faraones, quienes eran los únicos que podían portarlo como atributo distintivo de la realeza).
Fue encontrada en el revestimiento de un pozo en el Delta del Nilo.

Foto propia.

DINTEL 25 DE YAXCHILAN – MAYAS

Dintel 25 de Yaxchilán. América. Civilización maya. 725 d.C. Yaxchilán. British Museum. (00127)
Es el 2º dintel de la Estructura 23 en Yaxhilan. Se representa una ofrenda sacrificatoria de sangre y se puede ver a Lady Xoc y a Yat-Balm, antepasado fundador de la dinastía de Yaxchilan, con la apariencia de un guerrero que empuña una lanza y un escudo, emergiendo de las fauces abiertas de una enorme serpiente de dos cabezas que se alza sobre Lady Xoc.
Ella lleva, en su mano izquierda, un cuenco de derramamiento de sangre que contiene instrumentos de sacrificio, una espina de rayo y una lanceta de obsidiana.

Foto propia.

DINTEL 24 DE YAXCHILAN – MAYAS

Dintel 24 de Yaxchilán. América. Civilización maya. 723-726 d.C. Yaxchilán. British Museum. (00122)

Es un dintel de piedra caliza tallada donde se muestra un ritual de derramamiento de sangre realizado por el rey de Yaxchilán, Escudo Jaguar II y su esposa, K’ab’al Xooc. Está considerado como una obra maestra del arte maya.

Escudo Jaguar II accedió al trono en Yaxchilán en octubre de 681 d.C. y encargó una serie de magníficos edificios. K’abal Xook, su esposa más prominente, inició tres esculturas extraordinarias para las puertas de entrada de la estructura 23: los dinteles 24, 25 y 26. Estas obras marcan una época notable de vigor artístico y político para la ciudad. Los dinteles se encargaron entre el 723 y el 726 d. C.

La escena del Dintel 24 muestra al rey y a su esposa participando en un rito de derramamiento de sangre que tuvo lugar el 28 de octubre de 709 d.C.

El rey sostiene una antorcha encendida sobre su esposa, que está tirando de una cuerda espinosa a través de su lengua. Se pueden ver rollos de sangre alrededor de su boca. La cuerda cae sobre un códice abierto.

Este tipo de ritual, pasar una cuerda con espinas a través de la lengua, sería la forma principal de sacrificio de sangre realizado por mujeres reales.

Foto propia.

REFERENCIAS:

https://www.britishmuseum.org/collection/object/E_Am1923-Maud-4

DINTEL 17 DE YAXCHILÁN – MAYAS

Dintel nº 17 de Yaxchilán. América. Civilización maya. 770 d.C. Yaxchilán. British Museum. (00118)

Los dinteles se colocaban en los pórticos de las entradas a los templos y en las habitación de los reyes mayas. Se plasmaban escenas de los gobernantes Maya relacionándose con los dioses.

En este dintel podemos ver una escena de derramamiento de sangre. La mujer arrodillada suntuosamente vestida que tira de la cuerda con la lengua es Lady Balam-Ix, una de las esposas del Jaguar Pájaro frente a éste, realizando un rito chamánico.

Foto propia.

DIOS XOCHIPILLI – ESTATUA

Dios Xochipilli – Estatua. América. Civilización azteca. 1350 – 1521 d. C. British Museum. (00117)
Su nombre significaba “Príncipe de las flores” y era una deidad solar, patrona de las fiestas, la música, el baile y la poesía.

Foto propia.

MICTLANTECUHTLI – DIOS AZTECA DE LA MUERTE

Figura sentada de piedra arenisca de Mictlantecuhtli, el dios azteca de la muerte. La figura tiene tres glifos en su parte posterior: ‘Dos Calaveras’, ‘Cinco Buitres’ y ‘Cuatro Casas’. América. Civilización azteca. 1350 – 1521 d.C. British museum. (00108)

Esta figura está esculpida en piedra arenisca, que no se encuentra en las tierras altas de México y probablemente fue extraída y transportada desde una fuente en la costa norte del Golfo de México.

Tiene tres glifos inscritos: “Cuatro casas”” está tallado en la parte inferior de la espalda; “Dos calaveras” aparece en el cabello cuidadosamente peinado, y “Cinco buitres” es visible en el hombro derecho.

Los rasgos faciales esqueléticos representan a Mictlantecuhtli, una deidad azteca menor y habitante del Inframundo donde ocupaba el más bajo de los nueve niveles en los que estaba dividido.
Los restos de los fallecidos estaban destinados a un nivel específico en Mictlan según las circunstancias de su muerte. Aquellos que morían por causas naturales podían alcanzar el noveno nivel pero tenían que sortear muchos obstáculos para alcanzarlo.

Foto propia.

DIOS TORMENTA VASIJA – TEOTIHUACAN

Vasija de cerámica. América. Civilización Teotihuacán. 150 a.C. – 750 d.C. Representa al Dios de la tormenta de Teotihuacán. En época posterior azteca, será conocido como Tlaloc. British Museum. (00093)
Tiene ojos saltones y colmillos que sobresalen de las esquinas de un labio superior rizado.

Foto propia.

VASO TRÍPODE – TEOTIHUACAN

Vaso trípode. América. Civilización Teotihuacán. 150 a.C. – 750 d.C. Cerámica. British Museum. (00092)

Las vasijas de trípode cilíndricas se encuentran entre los artículos de lujo que se hallan en los entierros de élite en Teotihuacan. El signo inciso, uno de los pocos elementos glifos en el arte de Teotihuacan, se repite cuatro veces alrededor de la circunferencia de la vasija. Se ha interpretado como un glifo de ojo de reptil y se usa en el Clásico Tardío para nombrar a uno de los 20 días que tenía el calendario mesoamericano de 260 días.

Foto propia.

TRÍPODE – TEOTIHUACAN

Cuenco trípode de cerámica. América. Civilización Teotihuacán. 1700 – 150 a.C. Chupicuaro. British Museum. 800081)

En esta civilización estaba desarrollada la agricultura a base de plantas domesticadas como el maíz, el frijol y la calabaza. Los alfareros comenzaron a experimentar con el arte de hornear arcilla para crear utensilios de cocina y recipientes finos para servir como el que se muestra en la foto.

Foto propia.

TORSO MUJER – MEXICO OESTE

Torso de una mujer – figurita. América. México oeste. 300 a.C. – 300 d.C. Jalisco. British Museum. (00078)

Los patrones de escarificación en los hombros y la parte superior de los brazos de esta mujer eran una forma popular de adorno corporal. Eran normales las ceremonias de iniciación con pruebas dolorosas que marcaban la transición de la adolescencia a la edad adulta.
Sus pechos están cubiertos con un patrón delineado en pigmento negro (trazados en la piel con carbón y pigmentos minerales) que representa un tatuaje o pintura corporal.

Foto propia.

GUERRERO – FIGURITA

Guerrero – figurita. América. Mexico Oeste. 300 a.C. – 300 d.C. Jalisco. British Museum. (00077)

Figura de cerámica que representa a un guerrero sentado con armadura protectora y casco. Las piernas se acortan y los pies no se han moldeado. El casco es ancho y termina en una cresta, mientras que la armadura se muestra cubriendo el torso hasta los hombros. La postura de la figura sugiere que podría ser el guardián de una tumba.

Foto propia.

MUJER CON PERRO – FIGURITA

Mujer llevando a un perro – figurita. América. México Oeste. 300 a.C. – 300 d.C. Arcilla. British Museum. (00076)

Figura de cerámica de una mujer sentada con varios pendientes, un anillo en la nariz y brazaletes. Con su mano izquierda sostiene un plato que descansa sobre su hombro y un perrito en el hueco de su brazo derecho.

Ella está sentada en un banco de dos patas; el estar sentada en un taburete en lugar de directamente en el suelo es un signo de su estatus y prestigio dentro de la comunidad.

Tiene la boca abierta lo que podría reflejar que estuviera cantando.

Foto propia.

PERRO – FIGURITA

Perro – figurita. América. México Oeste. 300 a.C. – 300 d.C. Colima. British museum. (00074)

Representa a una raza de perro sin pelo (techichi). Creían que los perros acompañaban a las almas de los muertos en su viaje al inframundo, y en las tumbas se encuentran estatuillas y entierros de perros.

Foto propia.

MUJERES CON NIÑOS – MÉJICO OESTE

Mujeres llevando a un niño. América. Méjico Oeste. 300 a.C. – 300 d.C. Cerámica. Nayarit. British Museum. (00072)

Era costumbre de las culturas del México occidental recrear variadas escenas de la vida cotidiana del pueblo, con una espontaneidad sin igual en el arte mesoamericano. Figuras individuales de mujeres con niños a menudo formaban parte de escenas grupales que incluían juegos de pelota, ceremonias de curación y actividades domésticas.

Grupos de tales figuras, con personas de todas las edades, fueron enterrados para recrear un mundo en miniatura de la vida después de la muerte.

Foto propia.

CASCO – AZTECAS

Casco de madera y mosaico de turquesas. América. Civilización azteca. 1400 – 1521 d.C. British Museum. (00068)

El casco está adornado con dos serpientes entrelazadas; la cabeza de cada una mirando hacia afuera. Las serpientes jugaron un papel simbólico en la religión mesoamericana como mediadoras entre las diferentes capas del cosmos. Este emblema sirve como una metáfora visual que significa el poder del rey guerrero para mediar entre el cielo y la tierra.

Este casco es un ejemplo único entre los mosaicos turquesas conocidos de México, aunque se enumeran ‘cascos de madera, algunos decorados con mosaicos’ en los inventarios de artefactos enviados al emperador Carlos V.

El casco fue tallado en una sola pieza de madera de Cedrela odorata. El interior estaba ahuecado para que se pudiera usar. La orientación del hueco ovalado sugiere que el casco se usó con las dos proyecciones ‘en forma de pico’ en la parte delantera y trasera, en lugar de a ambos lados como se ilustra convencionalmente el casco.

Se han perdido grandes áreas de las teselas y, como resultado, partes del diseño del mosaico son difíciles de interpretar. En un lado del casco se pueden ver las cabezas de dos serpientes con garras que miran hacia afuera, las cuales probablemente representan a la Serpiente de Fuego, Xiuhcoatl.

Foto propia.

TEZCATLIPOCA

Tezcatlipoca – adorno cráneo humano. América. Civilización azteca. 1400 – 1521 d.C. British Museum. (00061)

Es un cráneo humano cubierto con mosaico de turquesa y lignito sujeto con adhesivo de resina de pino. La cavidad nasal está revestida de una concha de ostra espinosa roja . Los ojos están hechos de pirita pulida rodeados de concha blanca . Tiene un forro de piel de ciervo y fibra de maguey en el interior y largas tiras de piel de ciervo que originalmente estaban pintadas de rojo (quedan restos del pigmento ocre rico en hierro).

Se cree que el cráneo representa a Tezcatlipoca, o Espejo humeante, y probablemente se usó como adorno para la espalda. Se le representa a menudo con espejos de obsidiana en la cabeza y se presenta convencionalmente como un adversario de Quetzalcoatl.

Es el dios de la providencia, de lo invisible y de la oscuridad. Quetzalcóatl y Tezcatlipoca son dualidad y antagonia (contrario / rival). Quetzalcóatl es llamado también Tezcatlipoca blanco en tanto que el color de Tezcatlipoca es el negro.

Foto propia.

JAGUAR – FIGURITA

Jaguar – figurita. América. Civilización azteca. 1400 – 1521 d.C. British Museum. (00059)

Es un animal sentado, con la boca abierta y sacando la lengua, con una copa poco profunda en su espalda. Está tallada en madera de cedro y recubierta de mosaico de turquesa, malaquita, pirita y concha de nácar mediante adhesivo de resina de pino.

Aunque la identidad de este animal sentado no es segura, siempre se ha interpretado como la representación de un jaguar. Junto al águila, el jaguar simbolizaba el poder y el coraje y estaba asociado con los guerreros de élite de la sociedad azteca. Ambos elementos evocaban la muerte y como tales se aplicaban a vasijas de piedra (cuauhxicalli) que se usaban para recibir ofrendas de corazones y sangre para el sol.

Foto propia.

COLGANTE – AZTECAS

Colgante en forma de cabeza de animal. América. Civilización azteca. 1400 – 1521 d.C. Fabricado en madera y cubierto con mosaico de turquesas y malaquita sujeto con adhesivo de resina de pino, aunque se han usado más materiales para hacer los detalles como los ojos o los dientes. British Museum. (00058)

Foto propia.

ATLATL O LANZA CEREMONIAL AZTECA

Atatl o lanza ceremonial. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d. C. Madera, concha y algodón. Largo: 30,60 cm x ancho: 10,20 cm x profundidad: 2,60 cm. British Museum. (00053)

Los aztecas tenían un gran repertorio de armas: espadas de obsidiana y una gran variedad de garrotes, arcos, flechas y lanzas. Entre los guerreros más prestigiosos fue el lanzador de lanzas conocido por su nombre náhuatl y usado para lanzar dardos letales.

El guerrero lanza una lanza con una punta puntiaguda frente a él; justo encima de la punta de la lanza, se puede ver la cabeza y la lengua bifurcada de una serpiente de cascabel. La imagen de la serpiente se refiere a la capacidad del propietario para atacar a distancia y se comparó con la embestida mortal de la serpiente de cascabel.

La lanza de la foto es aún conserva rastros de una fina hoja de oro martillada que se aplicó tanto en el frente como en la espalda, y el cuerpo de un guerrero tallado a lo largo de su longitud. Probablemente estaba destinado a ser exhibido y pudo haber sido parte de un conjunto de insignias ceremoniales que proclamaban el papel y el estatus del rey guerrero.

Foto propia.

ÁGUILA – RELIEVE

Relieve de un águila. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. Basalto. Bajorrelieve. British Museum. (00038)

En el simbolismo azteca, las águilas estaban estrechamente vinculadas al dios solar Tonatiuh. La mirada hacia atrás de la cabeza es una característica inusual en las esculturas de águilas aztecas.

Los términos náhuatl para águila ascendente y águila descendente se referían a la salida y puesta del sol. El águila se identificaba con el sacrificio humano, y también simbolizaba una de las dos principales órdenes militares dedicadas al sol.

Foto propia.

COLGANTE DE CUARZO CON FORMA DE CONEJO

Colgante de cristal de cuarzo en forma de conejo. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. British Museum. (00038)

Entre los pueblos mesamericanos, el conejo aparece normalmente como símbolo de la luna. Los aztecas también asociaron al conejo con su patrón, el dios cazador Mixcóatl, quizás aludiendo a sus antepasados chichimecas que eran cazadores-recolectores.

Foto propia.

FRAGMENTO CAJA DE PIEDRA – AZTECAS

Tepetlacalli (caja de piedra). América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d. C. Andesita. British Museum. (00031)

Fragmento de una caja con relieves tallados que incluyen una representación de un ahuizotl, una criatura azteca semimítica que se asemeja a una zarigüeya de agua. En el frente de la caja hay una representación de Tlaloc, el dios azteca de la lluvia.

También están representados los glifos de jade, agua, maíz y oro.

Foto propia.

DIOS XIUHTECUHTLI – ESTATUA

Dios Xiuhtecuhtli – estatua. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. British Museum. (00029)

Era el dios del fuego y señor del año (inventor y poseedor de la cuenta de los años). Se le representa con un rostro rojo o amarillo y con aspecto de un anciano.

Foto propia.

DIOSA CHALCHIUHTLICUE – ESTATUA (I)

Diosa Chalchiuhtlicue – estatua. América. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. Andesita. British Museum. (00026)

La figura está representada con una gorra con bandas, borlas en las orejas y una capa con flecos en el hombro. Un abanico plisado está sujeto a la parte posterior de su cabeza.

La imagen de la diosa Chalchiuhtlicue (‘falda de jade’) ocupa un lugar destacado en los códices como una hermosa joven que representa la pureza y la preciosidad del agua. Siempre se le pinta de azul. Es la esposa de, madre o hermana de Tlaloc, el dios de la lluvia.

Se la asocia con el agua de manantial que se utiliza para regar los campos y como patrona de los pescadores en lagos y ríos. Ella también juega un papel importante en las ceremonias de nacimiento.

Foto propia.