ATLATL O LANZA CEREMONIAL AZTECA

Atatl o lanza ceremonial. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d. C. Madera, concha y algodón. Largo: 30,60 cm x ancho: 10,20 cm x profundidad: 2,60 cm. British Museum. (00053)

Los aztecas tenían un gran repertorio de armas: espadas de obsidiana y una gran variedad de garrotes, arcos, flechas y lanzas. Entre los guerreros más prestigiosos fue el lanzador de lanzas conocido por su nombre náhuatl y usado para lanzar dardos letales.

El guerrero lanza una lanza con una punta puntiaguda frente a él; justo encima de la punta de la lanza, se puede ver la cabeza y la lengua bifurcada de una serpiente de cascabel. La imagen de la serpiente se refiere a la capacidad del propietario para atacar a distancia y se comparó con la embestida mortal de la serpiente de cascabel.

La lanza de la foto es aún conserva rastros de una fina hoja de oro martillada que se aplicó tanto en el frente como en la espalda, y el cuerpo de un guerrero tallado a lo largo de su longitud. Probablemente estaba destinado a ser exhibido y pudo haber sido parte de un conjunto de insignias ceremoniales que proclamaban el papel y el estatus del rey guerrero.

Foto propia.

ESCUDO CEREMONIAL – AZTECAS

Escudo ceremonial. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. British Museum. (00051)

Representa las principales divisiones del universo azteca. Fabricado en madera de pino, con adhesivo de resina y mosaico de turquesas y tres tipos de concha: caracol, ostra espinosa y nácar mazatlanica. Partes del diseño están trabajadas en relieve de resina dorada. Además, hay numerosos orificios en el cuerpo del escudo que, desde la parte posterior, parecen estar ubicados al azar, pero de hecho están colocados y conformados con mucha precisión para coincidir con elementos particulares del diseño del mosaico.

El diseño de mosaico en el escudo retrata las principales divisiones del universo azteca. La forma circular general corresponde a la superficie de la tierra. En su centro hay un círculo de mosaico con cuatro rayos todavía parcialmente delineados por Spondylus princeps rojo y caracolas.

Los cuatro rayos que emanan del disco solar dividen la tierra en cuatro cuartos. En cada barrio se encuentra un portador del cielo con ojos, dientes y orejas de concha de nácar. Las manos están representadas por nácar inciso y concha de Spondylus naranja deshuesada.

Los discos solares aparecen en el diseño de muchos escudos y pueden reflejar la asociación entre Tonatiuh, el sol y la turquesa. Tonatiuh, uno de los dioses del cielo más prominentes, era fundamental para el culto de la guerra, que buscaba obtener cautivos y corazones para sacrificarlos al sol. El sol a menudo se representaba como un guerrero con un disco solar con rayos, y el significado de los discos solares en los escudos de mosaico probablemente estaba relacionado con el simbolismo de la guerra en su uso ceremonial.

El escudo también incorpora la imagen de una gran serpiente que emerge de las mandíbulas dentadas y se enrosca hacia el cielo. La cola de la serpiente está emplumada en su espiral inferior y la cabeza tiene un gran colmillo de concha blanca. El ojo está hecho de concha de nácar y la mandíbula está perfilada con Spondylus princeps de color rosa rojizo y concha. Un lado del cuerpo de la serpiente está bordeado por pequeños tachuelas de resina de pino, la misma resina que se utilizó para fijar las teselas a la madera.

Cada uno de los postes se formó individualmente sobre la capa de resina debajo y luego se cubrió con una lámina de oro. Algunos de los postes conservan sus láminas originales, con las pequeñas caídas y arrugas en el oro que se formaron inevitablemente cuando las láminas planas se presionaron sobre los postes abovedados.

El cuerpo de la serpiente se enrolla sinuosamente hacia arriba a través del diseño. En la parte superior están las ramas en flor de un árbol, cuyo tronco, oculto por un “cartucho” cuadrado elevado, forma un “eje del mundo” vertical que conecta el inframundo y los reinos terrenal y celestial. La capacidad de las serpientes para moverse libremente entre el agua, la tierra y el dosel del bosque probablemente explica su papel simbólico en la mitología mesoamericana como intermediarias entre las diferentes capas del cosmos.

En la parte superior del árbol hay una máscara antropomórfica invertida con las manos levantadas que implica que el árbol puede verse como una metáfora del rey, que deriva su autoridad en la tierra de fuentes de poder divinas y que él mismo habría llevado el escudo.

Los agujeros en el cuerpo del escudo podrían haber sido usados para sujetarle plumas. Colocados y moldeados con mucha precisión, los agujeros deben haberse hecho antes de que comenzara el trabajo del mosaico, lo que indica que el diseño final se planificó en detalle antes de colocar las teselas.

Foto propia.

REFERENCIAS:

https://www.britishmuseum.org/collection/object/E_Am-St-397-a

ÁGUILA – RELIEVE

Relieve de un águila. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. Basalto. Bajorrelieve. British Museum. (00038)

En el simbolismo azteca, las águilas estaban estrechamente vinculadas al dios solar Tonatiuh. La mirada hacia atrás de la cabeza es una característica inusual en las esculturas de águilas aztecas.

Los términos náhuatl para águila ascendente y águila descendente se referían a la salida y puesta del sol. El águila se identificaba con el sacrificio humano, y también simbolizaba una de las dos principales órdenes militares dedicadas al sol.

Foto propia.

COLGANTE DE CUARZO CON FORMA DE CONEJO

Colgante de cristal de cuarzo en forma de conejo. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. British Museum. (00038)

Entre los pueblos mesamericanos, el conejo aparece normalmente como símbolo de la luna. Los aztecas también asociaron al conejo con su patrón, el dios cazador Mixcóatl, quizás aludiendo a sus antepasados chichimecas que eran cazadores-recolectores.

Foto propia.

FRAGMENTO CAJA DE PIEDRA – AZTECAS

Tepetlacalli (caja de piedra). América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d. C. Andesita. British Museum. (00031)

Fragmento de una caja con relieves tallados que incluyen una representación de un ahuizotl, una criatura azteca semimítica que se asemeja a una zarigüeya de agua. En el frente de la caja hay una representación de Tlaloc, el dios azteca de la lluvia.

También están representados los glifos de jade, agua, maíz y oro.

Foto propia.

DIOS XIUHTECUHTLI – ESTATUA

Dios Xiuhtecuhtli – estatua. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. British Museum. (00029)

Era el dios del fuego y señor del año (inventor y poseedor de la cuenta de los años). Se le representa con un rostro rojo o amarillo y con aspecto de un anciano.

Foto propia.

DIOSA CHALCHIUHTLICUE – ESTATUA (I)

Diosa Chalchiuhtlicue – estatua. América. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. Andesita. British Museum. (00026)

La figura está representada con una gorra con bandas, borlas en las orejas y una capa con flecos en el hombro. Un abanico plisado está sujeto a la parte posterior de su cabeza.

La imagen de la diosa Chalchiuhtlicue (‘falda de jade’) ocupa un lugar destacado en los códices como una hermosa joven que representa la pureza y la preciosidad del agua. Siempre se le pinta de azul. Es la esposa de, madre o hermana de Tlaloc, el dios de la lluvia.

Se la asocia con el agua de manantial que se utiliza para regar los campos y como patrona de los pescadores en lagos y ríos. Ella también juega un papel importante en las ceremonias de nacimiento.

Foto propia.

DIOS QUETZALCOATL – PLACA JADE

Placa de jade representando al dios Quetzalcoatl. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. British Museum. (00021)

Está sentado con las piernas dobladas y la cabeza mirando al cielo. Lleva un pectoral con la representación de un caparazón en espiral, emblema de Ehecatl-Quetzalcóatl y en la forma del glifo para Venus (estrella de la mañana). Los glifos son signos grabados, escritos o pintados.

Foto propia.

QUETZALCOATL – FIGURA

Figura de piedra del dios Quetzalcoatl, la Serpiente Emplumada. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. British Museum. (00020)

En náhuatl, Quetzalcoatl significa “serpiente de pluma de quetzal”. En la figura se representa la cabeza de Quetzalcóatl, con los típicos adornos de orejas de concha curva y enmarcada por un collar en forma de disco solar. Dicha cabeza emerge de las espirales emplumadas de la serpiente.

Quetzalcoatl fue una de las principales deidades aztecas e inspiró un culto en toda Mesoamérica. En su manifestación como Quetzalcoatl – Ehecatl, el dios del viento se le asocia con nubes de tormenta y lluvias. También fue un héroe cultural legendario, que se dice que emergió en medio de serpentinas emplumadas.

Según las historias de la creación azteca, cuatro soles o mundos llegaron a existir antes que el actual, pero cada uno terminó en un cataclismo. Cuando la cuarta época fue destruida por las inundaciones, los dioses decidieron comenzar de nuevo. Para crear una nueva raza de humanos, Quetzalcoatl descendió a los niveles inferiores del Inframundo. Engañó a Mictlantecuhtil, el Señor de la Muerte, para recuperar los huesos de la gente del cuarto sol. Con estos huesos y algo de su propia sangre, dio vida a los humanos que habitan el mundo actual.

Foto propia.

REFERENCIAS:

https://www.britishmuseum.org/collection/object/E_Am1825-1210-11

SERPIENTE – FIGURA

Serpiente – figura. América. Civilización azteca. 1300 – 1521 d.C. Hecha de piedra, con ojos saltones y colmillos salientes. El cuerpo se ha acortado en una espiral similar a una serpiente de cascabel. British Museum. (00019)

Foto propia.

DIOSA CHICOMECOATL – ESTATUA

Chicomecóatl – estatua. América. Aztecas. 1300 – 1521 d.C. Piedra. British Museum. (00014)
Chicomecóatl era la diosa azteca de la subsistencia, en especial del maíz, principal patrona de la vegetación y, por extensión, diosa también de la fertilidad.

Foto propia.

MÁSCARA DIOS XIUHTECUHTLI

Máscara Xiuhtecuhtli. América. Mixtecas / Aztecas. 1400 – 1521 d.C. British Museum. (00009)

Fabricada en madera de cedro y recubierta de mosaico turquesa con trozos turquesas dispersas. Los ojos elípticos perforados son en nácar y los dientes están hechos de concha, aunque dos no son originales. Los párpados estaban dorados. La superficie interior de la máscara está pintada con cinabrio. La madera fue tallada para producir una curva y los contornos subyacentes de la cara. Tiene unos agujeros de suspensión por lo que se piensa que la máscara estaba destinada a ser usada o quizás atada a otro objeto.

Hay dos teorías sobre a que dios se representa en la máscara: Xiuhteuhtli o Nanahuatzh / Tonatiuh.

Xiuhtecuhtli significa Señor de la Turquesa, y lo encontramos representado en los códices adornados con turquesas. Uno de los emblemas de Xiuhtecuhtli es la mariposa, y se ha sugerido que hay una imagen estilizada de una ‘mariposa’ en la máscara, las alas resaltadas en azul turquesa más intenso en las dos mejillas pero después de un estudio detallado se trataría en el mejor de los casos, de una impresión subjetiva.

El uso de cabujones turquesas en relieve produce el efecto de ‘verrugas’. Debido a las verrugas, se ha propuesto que esta máscara puede representar a Nanahuatzh. Era un pequeño dios leproso con furúnculos en la cabeza que se arrojó a un gran fuego en el momento de la creación, solo para levantarse del fuego para convertirse en el sol (Tonatiuh).

Foto propia.

REFERENCIAS:

https://www.britishmuseum.org/collection/object/E_Am-St-400

MÁSCARA DE SERPIENTE TLALOC

Máscara de serpiente Tlaloc. América. Mixtecas – Axtecas. 1400 – 1521 d.C. Medidas: 18,20 cm alto x 16,50 cm ancho x 12,50 cm profundidad. British Museum. (00007).

Tiene forma de dos serpientes entrelazadas. Las serpientes se usaban para representar a dos dioses aztecas: el dios de la lluvia Tlaloc y el dios creador Quetzalcoatl.

Está hecha de madera de cedro con adhesivo de resina de pino y mosaico azul y verde turquesa. Para los dientes se ha usado concha de caracol y resina roja con hematita como adhesivo.

Foto propia.

SERPIENTE DE DOBLE CABEZA

Pectoral en forma de serpiente de doble cabeza. América. Civilización azteca / mixteca. 1400 – 1521 d.C. Medidas: 20,30 cm alto x 43,30 cm ancho y 5,90 cm de profundidad. British Museum. (00006)

Está realizado en madera de cedro y recubierto de mosaico de turquesa y concha de ostra espinosa roja. Los dientes de las dos bocas abiertas están hechos de caracola y como adhesivo se utilizan dos resinas: resina de pino y resina de Bursera (copal). En la boca la resina se tiñe de rojo con hematites y aún se puede observar adhesivo de cera de abejas alrededor de las cuencas de los ojos.

El término náhuatl ‘coatl’ puede traducirse como serpiente y gemelo. Los aztecas consideraban que las serpientes eran criaturas alegres y multifacéticas que podían unir las esferas (el inframundo, el agua y el cielo) debido a sus características físicas y míticas.

Las serpientes también se asociaron con la fertilidad y con el agua, debido al movimiento ondulante de sus cuerpos. En la iconografía azteca , las serpientes turquesas (xiuhcoatl) están relacionadas con eventos celestiales.

Las serpientes de dos cabezas (maquizcoatl) eran consideradas portadoras de malos augurios y estaban asociadas con figuras de élite.

Los dos agujeros en la parte superior indican que esta serpiente de dos cabezas puede haber sido usada en el pecho como pectoral. Era un emblema de autoridad, quizás parte de un elaborado conjunto de insignias rituales que se usaban o llevaban en ocasiones ceremoniales. Los intensos tonos azul verdosos de la turquesa evocan asociaciones con Quetzalcóatl (‘serpiente feahtered’), una de las deidades aztecas más poderosas y héroes culturales. También se asocian las imágenes serpentinas con otras deidades mesoamericanas, particularmente Xiuhcoatl y Tlaloc.

Foto propia.

FELIZ AÑO NUEVO!!

Se acaba el 2020, año que todos recordaremos por los momentos difíciles que hemos vivido por la pandemia.

No obstante, para mí, aunque ha habido momentos malos también ha sido un año de retomar viejos hobbys, dejados a un lado por la falta de tiempo, el cansancio …, de reafirmar las cosas que siempre me han motivado para seguir para adelante y de idear nuevos proyectos.

Mis mejores deseos para el nuevo Año a todo el mundo!! 💕💕

COFRE DE PIEDRA

Cofre de piedra. América. México. Veracruz clásico. 300 – 1200 d.C. Arenisca. British Museum. (00001)

Cofre cortado de un bloque sólido de piedra arenisca, con una tapa separada igualmente cortada pero sin decorar. Se representan figuras en relieve talladas en los cuatro lados del cofre con alguna evidencia de pigmento en las partes menos expuestas.

Las escenas talladas en los cuatro lados de esta vasija representan a dos protagonistas participantes en un concurso sobre una cabeza cortada con un penacho de pelo largo con borlas. Probablemente sirvió como objeto ritual durante una serie de ceremonias relacionadas, entre ellas el juego de pelota, celebradas en determinadas épocas del año.

Foto propia.

FELIZ NAVIDAD

Este ha sido un año complicado donde ha dominado el miedo a contraer el virus, intentando que el coronavirus no entre en casa y la gente a la que quiero no se contagie lo que me ha hecho alejarme (físicamente) de las personas a las que quiero, aunque no emocionalmente.

A nivel personal empezó el año horrible pero luego la situación ha ido mejorando hasta encontrar un cierto equilibrio ahora que tengo mucho más tiempo libre lo que me ha hecho que pueda disfrutar de las cosas que siempre me han apasionado y me ha dado (y me estoy dando) la oportunidad de descubrir nuevos hobbys o proyectos.

Estas Navidades serán diferentes a las de otros años pero si todo va bien, habrá más Navidades por lo que toca disfrutar del día a día y expresar el cariño que tenemos a las personas a las que queremos.

Mis mejores deseos para todo el mundo… FELIZ NAVIDAD y FELICES FIESTAS!! 🎄🎄🌟🌟💕💕

DIOSA TLAZOLTÉOTL

Figura femenina que representa a Tlazoltéotl. América. Huaxtecas. 900 – 1450 d.C. Arenisca. British Museum. (9995)

Tlazoltéotl era la diosa asociada al hilado, el tejido, el parto y la curación. Como “devoradora de inmundicias”, era responsable de absorber y absolver la culpa de los actos pecaminosos. Su espectacular tocado en forma de abanico originalmente estaría hecho de tela de corteza batida y pintado de colores brillantes.

Para esculpir esta figura se utilizó una sola losa de arenisca grande pero bastante delgada lo que hizo que no se le pudiera dar mucha profundidad y volumen.

Foto propia.

SERPIENTE DE FUEGO XIUHCOATL

Serpiente de fuego Xiuhcoatl. América. Aztecas. México. 1300 – 1521 d.C. Basalto. British Museum. (9992)

Está representado con cabeza de serpiente, patas cortas terminadas en garras y hocico curvo. El final de la cola de la figura está formado por el símbolo del año mexicano convencional (xihuitl): un triángulo, como el signo del rayo solar, y dos trapecios entrelazados.

Los aztecas concibieron el calor y el fuego de muchas formas. En esta obra se captura el instante en que Xiuhcoatl como un “dragón” del cielo, con extremidades con garras y mandíbulas con colmillos abiertos, ataca desde lo alto. Encarna la potente descarga de energía que tiene lugar cuando un rayo de fuego irregular y serpenteante se precipita hacia la tierra desde los cielos.

Probablemente se incorporó originalmente a la fachada de un templo, quizás flanqueando una escalera.

Foto propia.

PECTORAL – OLMECAS

Pectoral. América. Olmecas. 1200 – 400 a.C. British Museum. (9985) Pectoral, en forma de rostro humano, de jade con dos glifos mayas grabados en el lado izquierdo. Está roto en ambos lados; podría haber sido parte de un pectoral más grande.

Foto propia.

PERFORADOR DE JADE

Perforador de jade. América. Olmecas. 1200 – 400 a.C. British Museum. (9981)
Este tipo de perforadores eran usados en ritos de derramamiento de sangre. El tamaño de este objeto y el hecho de que esté hecho de jade, sugieren que cumplió una función principalmente simbólica. Tiene relieves en la cabeza vinculados a un pez sobrenatural que pueden aludir a otros perforadores usados como eran las espinas de mantarraya y los dientes de tiburón.

Foto propia.

JOROBADO – OLMECAS

Figurita de un jorobado. América. Olmecas. 1200 – 400 a.C. Piedra. British Museum. (9989)
Los olmecas pensaban que las personas jorobadas y los enanos poseían atributos sobrenaturales, apareciendo en la mitología mesoamericana como portadores del cielo y vinculados a las deidades del agua.

Foto propia.

TORSO CON TOCADO DE AVE RAPAZ

Torso con tocado de ave rapaz. América. Olmecas. 1200 – 400 d.C. British Museum. (9979)
Este torso, originalmente parte de una figura completa, lleva un tocado coronado con la cresta de un ave rapaz, posiblemente un águila arpía. Las aves rapaces como las águilas y los halcones se consideraban criaturas solares debido a sus hábitos de caza durante el día. Los cazadores nocturnos, como los búhos, los murciélagos y los jaguares, se asociaron con el inframundo.

Foto propia.

FIGURITA SENTADA – OLMECAS

Figurilla sentada. América. México. Olmecas. Siglos XII – XV a.C. Cerámica de arcilla de caolín. British Museum. (9978)

Las tierras bajas de la costa del Golfo de México fueron el escenario del surgimiento del primer estilo generalizado en Mesoamérica en objetos que van desde esculturas monumentales en piedra hasta piezas portátiles más pequeñas en diferentes medios. Se utiliza arcilla de caolín blanca fina y hay rastros de un pigmento rojo vivo.

Un hallazgo raro de un grupo de figurillas olmecas, excavado in situ, reveló figuras de pie dispuestas en semicírculo, aparentemente comprometidas en un acto de veneración o culto colectivo. Esta figura pudo haber formado parte alguna vez de tal escena.

Foto propia.

MUJER EN TRAJE DE FIESTA CON UN NIÑO

Figura de cerámica de una mujer en traje de fiesta con un niño. También funciona como silbato. América. México. Veracruz clásico. 300 – 1200 d.C. British Museum. (9972)

Esta mujer está representada con las piernas en jarras y los brazos extendidos. En su hombro derecho aparece la cabeza, un brazo y los pies de un niño pequeño que lleva a la espalda, probablemente envuelto en un chal bajo su manto. La pose de la mujer y el rico atuendo, que incluye un colgante de collar ovalado y un elaborado tocado de plumas, sugieren que puede participar en un evento público como un festival.

Su tocado y sus ojos se han embadurnado con “chapopote” negro, una mezcla de alquitrán y caucho que a menudo se aplica a las figurillas dedicadas a la deidad de la tierra. Su “quechquemitl” (manto tejido) y su falda están decorados con diferentes motivos. El manto está adornado con un par de pájaros con las alas extendidas, quizás refiriéndose a migraciones que marcan momentos críticos en el ciclo estacional.

Foto propia.

CERAMICA CON PERSONA DISFRAZADA DE ABEJA

Cerámica con una persona disfrazada de abeja. América. México. Veracruz clásico. 300 – 1200 d.C. British Museum. (9971)
La vestimenta ritual se utilizó en festivales estacionales para personificar a las deidades de la naturaleza y seres mitológicos. La fina cerámica naranja con la que está hecha se fabricó en la costa del Golfo y se comercializó ampliamente durante el Posclásico.

Foto propia.

Art journal – Jardines de París

Hacía tiempo que no ponía una foto de naturaleza 🥺🥺… Para resacirme, hoy escribo esta entrada con la foto que he puesto en mi cuenta principal de instagram (@mhh_shin).

Llevaba tiempo queriendo hacer algo más que sólo subir mis fotos de naturaleza en instagram. Tenía ganas de hacer un cuaderno creativo, con mis fotos, con texto bonito, incluir dibujos, fondos y otras cosas pero nunca he desarrollado mi faceta artística (soy más de estudiar, leer libros y recopilar información) así que me he decantado por intentar hacer algo parecido pero en formato digital.

No es que sea muy buena tampoco en esto, pero lo veo más factible aunque es un proyecto a largo plazo y sobre todo creo que es una prueba de ensayo y error para el proyecto que más ilusión me da y que es a un plazo más largo incluso 😱😅😅 : hacerlo con mis fotos de historia y sobre todo del Antiguo Egipto.

Sin presiones pero con alegría, demostrándome que soy capaz de realizar cualquier proyecto que me proponga (tiendo a olvidarme de ello) y haciendolos realidad, no solo como ideas en la cabeza, aprovechando el tiempo libre que tengo ahora debido a la pandemia (alguna cosa buena debía salir de este maldito virus).

CABEZA ESQUELÉTICA DE PIEDRA

Cabeza esquelética de piedra. América. México. Veracruz clásico. 300 – 1200 d.C. British Museum. (9974)
Probablemente sirvió como molde para hacer un objeto de cuero que luego se sujetó al cinturón de un jugador de pelota. También puede haberse proyectado para una pared de la cancha de pelota como marcador.
La pelota de goma dura utilizada en el juego de pelota se comparó con una cabeza humana y, de hecho, las cabezas de trofeo y los cráneos se representan con frecuencia en esculturas de piedra portátiles para canchas de pelota.

Foto propia.

QUEMADOR DE INCIENSO CON PINTURA AZUL

Quemador de incienso con pintura azul. América. Isla de Sacrificios. 900 – 1521 d.C. British. Museum. (9966)

Se utilizaban pequeños quemadores de incienso calados para contener ofrendas de resinas aromáticas como el copal. Los rasgos faciales hundidos del Viejo Dios del Fuego (llamado más tarde cpor los aztecas como Huehuetéotl), están modelados en el frente. El pigmento azul alude a Tlaloc, el dios de la lluvia.

En el pensamiento azteca estos principios eran opuestos, pero si se usaban junto se referían metafóricamente para referirse a la guerra.

Foto propia.